martes, 1 de octubre de 2013

OCTUBRE 2013. INICIO. Tabatha y Lucas son dos jovenes que se aman y viven intensamente su amor, aunque en secreto, debido a que sus familias, los Quintero y los Grimaldi, quienes se odian desde hace años atras sin saber el porqué. Los dos enamorados no sospechan que alguien los espía y les toma fotografías, las cuales son entregadas a Carmina Bretón, una mujer frívola y decidida a cumplir su sed de poder aunque para ello tenga que destruir a Tabatha.

Preocupada por haber descubierto en el teléfono de Tabatha mensajes de amor por parte de Lucas Quintana, Helena pide a César, su marido, que haga algo para separar a su hija de ese hombre pues no pueden permitir que se amen. César lee los mensajes y cree comprender porqué su hija ha cambiado tanto con ellos desde hace tiempo, culpando a Lucas por ello. Cuando Tabatha llega a casa, el padre le prohíbe tener algo que ver con un Quintero. Tabatha asegura que ella hará con su vida lo que le venga en gana y más tarde confiesa a su hermana menor, Ilithia, que su romance con Lucas es algo serio y que en verdad lo ama. Ilithia le recuerda que su hermano mayor, Alessandro, odia a Lucas y se ha encargado de llevar a la ruina a su familia.

Alessandro Grimaldi, quien es ambicioso y prepotente, junto con su mejor amigo, Mauro, planea provocar un accidente para que su padre, César, pierda la vida y así manejar las empresas a su antojo y dejar desamparadas a sus hermanas: Tabatha e Ilithia, consentida de Elena, a quien la mujer aconseja que se acerque a su padre pero Ilithia no puede, segura de que jamás perderá el miedo hacia él.

César y Carmina viven su amor intensamente burlándose de Helena, a quien Tabatha advierte que el hombre la engaña con Carmina, quien en el fondo desea poseer una parte de las empresas. Helena discute con su hija y defiende a Carmina, segura de que la mujer es buena pero Tabatha no lo cree. Acude a la oficina de su padre y lo encuentra con su amante, a la que abofetea vilmente declarandose ambas la guerra. La relación entre Tabatha y Cesar se fractura dsde ese momento.

Lucas no deja de pensar en el odio que su familia siempre ha sentido hacia los Grimaldi y cree que su romance con Tabatha servirá de venganza pues así lo prometió a Néstor, su padre, a quien le dice que pronto la venganza se habrá cumplido y al casarse con Tabatha despojará a los Grimaldi de todo lo que les arrebataron hace muchos años. Esto se lo cunta a su gran amigo, Julio, quien lo apoya en todo mas le advierte que si juega con fuego podría quemarse.

Alessandro tiene una fogosa relación con Giovanna Sandoval, quien presionada por su madre desea casarse con él para librarse de todos sus malestares financieros., situación que él ignora aunque tampoco se toma en serio su relación con la muchacha, seguro de que élsolamente desea divertirse con ella y desecharla cuando aparezca la que elija como esposa.

Carmina tiene un encuentro con otro de sus amantes: Dámaso Ferrer. Hablan de la pasión que los une y que jamás los separará a pesar de que por ello han engañado a sus parejas durante mucho tiempo. Son vistos por Alessandro, quien a la mujer besándose con el socio de su padre más tarde la amenaza. Dispuesta a que nadie la descubra, Carmina decide que debe actuar de inmediato y evitar que Damián frustre sus planes, pero éste ya se lo ha hecho saber a Mauro, quien sufre pues siempre ha estado interesado en la mujer, a la que reclama que no se respete. Carmina no hace más que burlarse de él.

Rosa reprocha a Néstor el hacer que su hijo tome partido en una venganza que lo ha tenido obsesionado por años y el hombre pide a su esposa que lo entienda pues no puede olvidar que los Grimaldi hayan despojado a su familia de todo. Rosa recibe la visita de su amiga Vilma, quien le cuenta que Helena sabe del romance entre Tabatha y Lucas, quien las sorprende hablando y a quien Vilma le aconseja que se aleje de Tabatha pues su familia es capaz de atentar contra debido al odio que sienten. Lucas le aconseja a la mujer que vaya con ellos y les diga que no les teme y que se casará con Tabatha así sea lo último que haga en la vida. Después se desahoga con Betania, su hermana, a quien confiesa sentirse confundido pues aunque se acercó a Tabatha solo para llevar a cabo la venganza de su padre, a veces siente que la ama. Betania aconseja al muchacho que escuche su corazón y desista de vengarse. Rosa pide lo mismo a su hijo pero Lucas está más decidido que nunca y jura que la pequeña empresa que trabaja junto con su padre saldrá de la ruina cuando recuperen lo que les pertenece.

Alessandro cuenta a sus padres el suceso en el bar a causa de Carmina y del romance que existe entre Tabatha y Lucas, despertando la ira de César, a quien Tabatha reclama el desliz con su asistente. El hombre abofetea a su hija y la acusa de tener romance con el hijo de su peor enemigo. Cuanda Tabatha defiende su amor, su padre la abofetea y castiga retirándole las tarjetas de crédito y el auto. Aún así ella no piensa detenerse y asegura que saldrá con quien le venga en gana. César le deja claro que si no deshace su romance con Lucas, se las pagará pues en su familia no hay cabida para las mujerzuelas. Ella le recuerda que la única mujerzuela en su familia es Carmina Bretón.

Vilma es maltratada y menospreciada por su marido, Dámaso, quien está cansado de que la mujer solo se dedique a intrigar con sus amigas sin lograr que su hija, Maria Laura, se case con Alessandro para así poderlos explotar. Le exige que lo haga antes de que se les acabe el tiempo. Aunque la mujer insiste a su hija para que seduzca al muchacho, Maria Laura se niega.

Betania no entiende como es que su padre se empeña en que Lucas se sacrifique por él y sea capaz de permitir que cometa una venganza que al final terminará destruyéndolo. Rosa apoya a su hija y ningna de las dos sabe como hacer que el muchacho desista de hacerle caso a su padre quien, por su parte, jura que cuando la fortuna que fue de su familia regrese a sus manos hará pagar a sus enemigos con la miseria.

Julio habla con Tabatha y le hace saber que la familia de Lucas sufre debido a la relación que ellos tieien y que Néstor está gravemente enfermo de odio y venganza. Tabatha dice a Lucas que deben terminar su relación pues ella no desea perjudicar a su familia. Él le suplica que no lo deje. Se aferra a ella y la abraza. ella le confiesa cuanto rechazo siete hacia los suyos, a los cuales quiere ver destruidos. Lucas le propone que lo haga y que él la ayudará.

Ilithia intenta acercarse a su padre, quien la rechaza y le hace saber que jamás la querrá por la terrible enfermedad que padece y la ha vuelto una débil. Para desahogarse, ella se toma un frasco de pastillas intentando suicidarse. Helena la descubre y de inmediato es llevada a un hospital, donde la muchacha llora y pregunta porqué su padre la rechaza tanto solo por ser débil. Alessandro lamenta que su hermana menor no haya muerto. Después tiene un enfrentamiento con Tabatha, quien le jura que no le perdonará el que la haya puesto en evidencia ante sus padres.

Mauro consuela a Ilithia y le hace saber que quizás si ella se enamorara de alguien podría olvidarse del desprecio que su padre siente con ella. La muchacha confiesa sentir una gran pasión hacia Lucas. Pasión de la que no puede deshacerse aunque sabe que él solamente ama a Tabatha. Mauro entonces le muestra a la muchacha interés, confundiéndola.

César y Néstor se encuentran y se miran con el odio que sienten el uno por el otro. Néstor no hace más que intrigar con otros acerca del enriquecimiento ilícito de su rival en la porcelanería, logrando que César lo enfrente y le haga saber que su familia está llena de perdedores que no sirven para nada y que fue por ello que perdieron su empresa, no porque se las hayan robado. Al lugar asisten Lucas y Alessandro, quienes por defender a sus padres se pelean. Es Lucas quien sale perdiendo pues Marco y el chofer lo sujetan para que Alessandro pueda golpearlo a gusto. Está a punto de matarlo con una pistola, pero Mauro lo impide.

Enamorada de Julio, Betania confiesa a éste la preocupación que siente por su familia y los deseos de que su hermano, Lucas, sea feliz con una mujer a la que en verdad ame y que no le haga daño como el que Tabatha es capaz de hacerle. Julio asegura a su amiga que enmedio de toda la venganza planeada por los Quintero Tabatha es la más inocente.

Helena y Carmina son grandes amigas y se reunen con frecuencia. Carmina advierte a la mujer que prevenga a Tabatha de cometer una estupidez pues ha descubierto que Lucas Quintero solo la está utilizando para vengarse de César. Helena habla con su hija, quien le asegura que Carmina miente y es una hipócrita, mas no dice porqué. Después cuenta a Maria Laura la pena de su familia tras el intento de suicidio de Ilithia, así como su romance con Lucas. Maria Laura alienta a su amiga para que ame libremente sin esconderse y le dice que Dámaso se ha empeñado en casarla con Alessandro. Tabatha asegura a su amiga que si se casa con su hermano será completamente infeliz. Maria Laura recibe una llamada de Carmina, quien la invita a comer asegurando ser su amiga. Acude sin sospechar que la mujer acaba de estar revolcándose con su padre. Carmina intenta convencerla de que enamore a Alessandro y aproveche todo cuanto pueda obtener de él. Maria Laura se defrauda de la mujer y le jura que ella jamás se casará ni por interés ni por complacer a su padre.

César se acerca a Ilithia y ésta le pide que no finja pues sabe muy bien que él no la quiere y está más preocupado por Tabatha no porque la quiera tanto, si no porque le preocupa el qué dirán. El hombre se sincera con su hija y acepta que es verdad y que para él hubiera sido mejor que ella muriera. Ilithia llora amargamente y se desahoga con Helena, quien reclama a su marido ser tan duro con la muchacha y despreciarla solo por ser enfermisa.

Rosa y Betania curan a Lucas, a quien le dicen que si su amor hacia Tabatha es verdadero entonces luche por ella y se olvide de la absurda venganza de su padre. Lucas llora y cree que en el fondo, lo que comenzó como una venganza, se ha convertido en amor, pues solo el pensar que Tabatha pudiera estar en brazos de alguien más lo hace enfurecer. Al mirarse al espejo cree que en verdad se enamoró de ella. La busca y tras confesárselo le propone que luchen por su amor aunque por ello se enfrenten a sus familias.

César discute fuertemente con Alessandro, a quien reprende por haber golpeado salvajemente a Lucas. Cansado de los reproches e imposiciones de su padre, Alessandro pide a Mauro que lo ayude pues ha decidido asesinar a su padre lo más pronto posible. Sale de la empresa y se desfoga con Giovanna, quien solo lo acorrala para que se casen. Él le pide que espere pues es demasiado pronto para eso y antes tiene que deshacerse de todo aquel que se interponga en su camino. La ambiciosa Lilia se impone ante el muchacho, a quien dice que despues de tantos años de relación con su hija tiene que responderle.

Ilithia confiesa a Lucas que siempre estuvo enamorada de él pero siempre supo que no le correspondería pues Tabatha es mucho más bonita. La enferma le pide a Lucas que ayude a Tabatha, la cuál está confundida gracias a la indiferencia de su padre, al que solo le importa su fortuna. Lucas se presenta ante César para decirle que ama a Tabatha y luchará por ella. El hombre manda a echar al muchacho de su empresa y éste es defendido por Julio, quien le ruega a su amigo que se olvide de su absurda venganza. Lucas asegura que más que deseos de venganza lo que siente es un fuerte amor hacia Tabatha, por la cuál desea luchar.

César y Dámaso hablan de Néstor y César pide a su socio que le diga como fue que su padre logró arrebatarle todo a la familia Quintana. Dámaso, cínico, le asegura que el padre de Néstor ya era viejo y no fue dificil tenderle una trampa para despojarlo de absolutamente todo, tal como en algun momento hará Alessandro, dejando saber a César que su hijo tiene intenciones de arrebatarle todo y que quizás, cegado por la ambición, sea capaz de cometer un disparate. César se aterra cuando Dámaso le asegura que la ambición de su hijo es tan grande que éste podría llegar a asesinarlo con tal de poseerlo todo. César pide entonces a su amigo que lo ayude a impedirlo.

Giovanna es presionada por Lilia, su madre, para que se case con Alesandro Grimaldi, el cuál no sospecha que no tienen en qué caerse muertas y que la misma Lilia está endeudada hasta el cuello por su desmedida obsesión de pertenecer a la alta sociedad. La preocupada Vera le dice a su amiga, Betania, cuánto ama en verdad a Alessandro y cuánto teme a que él al rechaza al descubrir que en realidad no es de alcurnia. Betania le hace saber que el hombre es violento y le cuenta del enfrentamiento que éste tuvo con Lucas. A Lilia eso no le importa y dice a su hija que si en un momento Alessandro la maltrata ella debe soportarlo.

Tabatha visita a los Quintero y asegura no tener nada en contra de ellos, así como estar al tanto de cómo les fue arrebatado lo que les pertenecía. Pide a Néstor que acepte su relación con Lucas y, a cambio, ella los ayudará a recuperar lo que anhelan. Él rechaza su ayuda y le exige que se aleje de su hijo.

Dámaso ordena a Carmina que tiendan una trampa a Alessandro para lograr que termine su relación con Giovanna. Lo hacen. Carmina lo besa al percatarse de la presencia de la muchacha, quien en vez de huir la enfrenta y la abofetea. Ambas se desgreñan causando la risa del hombre, que no hace un solo intento por separarlas y es reprendido por César, quien le asegura que si intenta tomarle el pelo lo hará pagar con rigor. Alessandro se sincera con su padre y lo acusa de ser demasiado viejo para llevar el control de la empresa, la cuál cada vez tiene más pérdidas. Mauro apoya a su amigo y entonces César cree que los dos planean algo en su contra por lo que despide a Mauro no sin antes exigirle que le diga qué es lo que Alessandro planea pero el hombre se mantiene fiel a su amigo, quien al encontrarse solo en un estacionamiento, es sorprendido por Lucas, quien lo reta a que peleen de hombre a hombre. Julio desea interceder por su amigo, quien le suplica que deje todo en sus manos. Alessandro intenta huir pero Lucas lo golpea vilmente por lo que el muchacho jura que se vengará.

Betania se atreve a besar a Julio, quien reacciona de manera inesperada y se aleja. Ella sufre por él y Rosa le aconseja que luche por el muchacho si en verdad lo ama pero Julio cree que no puede amar a la chica solo porque es hermana de su mejor amigo.

Carmina aconseja a César que case a Alessandro con Maria Laura pues solo así el muchacho sentará cabeza y se reformará presionado por una esposa y el mismo Dámaso. César habla entonces con su amigo y con Vilma, a quienes les dice que sus hijos se casarán. Esto hace sufrir a Maria Laura, a quien su padre solo ordena que cumpla con su voluntad, mientras que la sensual Carmina se revuelca en la cama con su otro amante, Sandro, a quien le pide que ayude a Alessandro en todo cuanto necesite pues solo así podrán controlarlo y tenerlo cerca para seguir sus pasos y adelantársele.

Nuevamente Lucas y Alessandro se encuentran. Alessandro no hace más que insultar a su enemigo. Esta vez Julio interviene y Alessandro lo amenaza con un arma de fuego, huyendo mientras se burla de ellos, jurando que se vengará y le dará a Lucas donde más le duela.

Néstor dice a Lucas que deben cerrar su pequeña fábrica pues están al borde de la quiebra. Lucas se lo cuenta a Tabatha, quien se ofrece a prestarles dinero para que la saquen adelante pero el orgullo de los hombres es grande. Son espiados por Carmina, quien en cmplicidad con César ha decidido tender una trampa a los chicos y busca a su gran amigo Sandro, a quien deja caer la labor de enamorar a Tabatha para que Lucas se desilusione, tal y como ella desilusiona a Mauro al burlarse de él y confesarle que siempre lo utilizó para todo, incluso para entrar a las empresas Grimaldi y enamorar a César y Dámaso, a quienes tiene comiendo de su mano. Mauro se desahoga con Ilithia, a quien cada vez se acerca más.

Giovanna tiene un enfrentamiento con Alessandro y él la golpea. Ella le pide perdón y él no hace más que sobajarla por lo que la muchacha llora. Es alentada por Lilia para que resista si lo que quieren es tener dinero, pagar sus deudas y pertenecer a la alta sociedad. No sospechan que Dámaso ha ofrecido una inmensa fortuna a Alessandro a cambio de que se case con su hija y éste ha aceptado, por lo que busca a Ilithia y le hace saber que será su esposa. La besa por la fuerza a pesar que ella se resiste. Se niega a casarse con él y lo abofetea. Él está a punto de golpearla pero se contiene y le jura que cuando se casen le enseñará quien es quien manda en su matrimonio. Maria Laura sufre pues no quiere casarse, pide a Tabatha que la ayude pero ésta no puede hacer nada mas que hablar con sus padres, quienes creen que Maria Laura es la chica ideal para ser esposa de Alessandro, a quien Tabatha asegura que si llega a hacerle daño a su amiga, lo enfrentará. Alessandro solo se burla de su hermana y le aconseja que mejor cuide de Lucas, pues le ha preparado una sopresa que lo hará arrepentirse de haberlo golpeado.

Sandro se hace amigo de Tabatha y la seduce. Ella, tentada por la pasión, cae y se deja besar por él, quien ha citado a Lucas para decirle que su novia lo engaña. Cuando Lucas mira tal escena se desilusiona y se desquita trabajando en su fábrica. Tabatha lo busca y él, lleno de resentimiento, la maltrata y le asegura no querer saber más de ella.

Vilma descubre que Dámaso tiene una amante. Le exige que le diga quién es pero el no hace más que ignorarla. La mujer sufre por tantos años llenos de humillaciones y decide apoyar a Maria Laura, a quien promete que no se casará con Alessandro Grimaldi.

Tabatha piensa en la seducción de Sandro y cree que quizás se trata de una trampa de su padre por lo que reclama a César el haberla separado de su amor. El hombre acepta que fue él, en complicidad con Carmina, quien hizo que Lucas se alejara de ella pues jamás lo aceptará. La valiente Tabatha busca a Carmina y la abofetea exigiéndole que salga de su vida y la de su familia si no quiere buscarse problemas serios. Carmina le dice que no lo hará y que se casará con César para quitarles todo.

Ilithia cada vez se hunde más en su propio mundo y Helena trata de alentarla para que salga al exterior y conozca a un muchacho que la ame en verdad. Le aconseja que se acerque a Carmina pues solo ella podría ayudarla mas la muchacha considera que Carmina es mala y que los tiene engañados a todos.

Alessandro discute con César, quien le avisa que a final de mes se casará con Maria Laura lo quiera o no. El muchacho busca a su prometida e intenta hacerla suya por la fuerza jurándole que tarde o temprano lo conseguirá. Después vuelve a desfogarse con Giovanna, a quien da una fuerte suma de dinero para que deje de presionarlo con lo de la boda. Poco dura el dinero en manos de la muchacha pues Lilia de inmediato se lo arrebata y en vez de saldar deudas, se lo gasta, segura de que cuando su hija se case con Alessandro, éste saldará sus pendientes.

Dentro de un avión proveniente de Europa, Patricio Moret solo piensa en reencontrarse con un viejo amor de su vida y ser feliz para siempre, seguro que al estar de regreso en su país natal la suerte le sonreirá. Se presenta en las empresas de los Grimaldi, donde César le da la bienvenida y un puesto superior al de Alessandro, causando un odio inmenso a su hijo, quien dice a Mauro que esta vez sí deben deshacerse de su padre por lo que César sufre un atentado del que hace responsables a los Quintana. Tabatha los defiende y asegura a su familia que de quien deben cuidarse es de Carmina, quien está dispuesta a todo con tal de arrebatarles su fortuna.

Carmina se entrevista con Patricio e intenta seducirlo cegada por su porte y galanura. Él la rechaza y le deja claro no estar interesado en mujeres trepadoras como ella, a demás de estar comprometido con la mejor mujer de todas, la dulce y bella Estívaliz Andrade, quien vive con su apuesto y joven hermano, Ulises, quien, preocupado por la salud de su hermana, le aconseja que visite a un médico. Ella le confiesa que ha consultado a un encólogo y que ya no tiene esperanzas. Ambos se abrazan y lloran.

Lucas se enfrenta a César asegurando que en su familia no hay asesinos. La situación empeora cuando ambos se atacan y César manda a Lucas a prisión. Es Tabatha quien paga la fianza del muchacho, a quien jura que lo de Sandro fue una trampa de su padre. Ambos retoman su noviazgo, llenando de furia al severo padre, a quien Helena ordena que deje que su hija haga lo que desee y el se centre en recuperar a la familia que perdió poco a poco. César se desahoga desfogándose con Carmina, la cuál insiste en alejarlo de los suyos y le hace dudar de Alessandro, planteándole que quizás su hijo intentó matarlo.

Vilma sufre por el engaño de Dámaso y ante el rechazo de Ilithia por apoyar la idea de que se case con Alessandro, para calmarse invita a Rosa y Betania a ir de compras. Las mujeres pasan momentos agradables sin sospechar que son vigiladas y fotografiadas por Sandro, quien recibe instrucciones a través de un celular. Cuando las tres se separan en una tienda, éste aborda a Betania, a la que amenaza con una pistola y la hace subir a un auto, donde la ata, causando desesperación a Rosa, quien al no encontrar a su hija teme a que algo le haya sucedido. La llama al celular pero no logra nada. Un presentimiento le dice que su hija está en peligro y llama a Lucas, quien acude al centro comercial de inmediato pero no logran hallarla por lo que levantan una denuncia.

NOVIEMBRE 2013. Estivaliz muestra a Patricio todo lo que tiene listo para la boda y el hombre se preocupa cuando Ulises le dice que su hermana lucha contra el cáncer, el cuál ha avanzado y pronto se someterá a quimioterapias. Patricio sufre por el destino de su mujer, a la que oculta que lo sabe todo. Se desahoga con César, quien le brinda todo su apoyo. Cuando Carmina se entera de la fatalidad de Estivaliz, para vengarse del rechazo de Patricio la visita y le confiesa que su hombre sabe la verdad y que se casará con ella solo por piedad. Ulises las descubre y corre a Carmina, consolando a su hermana.

En un edificio abandonado y oscuro, Betania se estremece al ver ante ella a Alessandro, quien burlonamente le dice que tendrá el gusto de hacerle pasar un mal rato a su familia, los cuales se han empeñado en fastidiar a la suya, principalmente Lucas. Betania jura no sentir miedo. Alessando la abofetea y le jura que aunque su madre haya levantado una denuncia, no podrán encontrarla. Felicita entonces a Sandro y Mauro, quienes se ha encargado del trabajo.

Helena y César se enteran de que la hija de Néstor y Sofía ha desaparecido y no logran encontrarla por ningun lado. La mujer cree que deben brindarles ayuda pero César se niega y ésto hace que su mujer lo enfrente por lo que al salir vencedora Helena acude a los Quintana y se pone a su disposición. Tabatha agradece a su madre que sea distinta a César.

Julio reacciona ante la desparición de Betania y confiesa a Lucas estar perdidamente enamorado de ella. Lucas pide a su amigo que luche por lo que siente y que si cree que Betánia es la mujer de su vida, entonces la haga su novia.

Dámaso busca a Carmina pues extraña sus caricias. Ambos discuten y son sorprendidos por Vilma, quien enmudece al darse cuenta de que han sido amantes. La mujer, desesperada, los enfrenta y después, en un edifico en construcción, acude a hablar a solas con Carmina, a quien tacha de ramera y exige que deje en paz a su marido. La malvada Carmina solo la ofende logrando que se sienta una basura por lo que hundida en una gran desolación, Vilma intenta salir a toda prisa del lugar, dispuesta a hablar con César, pero Carmina la sujeta y evita que escape al arrojarla al vacío para después escapar sin que nadie la vea. Dámaso, al sentirse libre, propone matrimonio a Carmina, quien lo rechaza rotundamente y le confiesa estar perdidamente interesada en César, quien es mucho más rico y poderoso. Esto hace que Dámaso comience a odiar a su amigo.

Ulises cuenta a Patricio del daño emocional que Carmina causó a Estivaliz. El hombre busca a la mujer para reclamarle y le deja claro que si se mete con él saldrá perjudicada. Carmina no le tiene miedo y asegura tener a Cesar y Damián comiendo de su mano, mientras que Estivaliz sufre por no poder decirle la verdad sobre su enfermedad a Patricio, quien al verla tan mal le confiesa saberlo todo. Esto causa roces entre la mujer y Ulises, quien sufre por ella y la cuida a todo momento. Ulises, solitario, se refugia en una biblioteca en la que conoce a Ilithia, con quien hace una fuerte amistad.

Sandro y Carmina se revuelcan en la cama burlándose de todos a los que han engañado haciéndoles parecer que solo son conocidos pues en realidad han sido complices desde hace muchos años y ambos se reparten los motines que consiguen. Carmina jura que cuando se case con César Grimaldi, los dos serán inmensamente ricos.

Julio, quien hace su servicio como enfermero, acude a Estivaliz, quien cada día se siente peor debido a su enfermedad. Hace amistad con Ulises, a quien da instrucciones u enseña como debe hacerce cargo de los cuidados de su hermana.

Accidentalmente, en los baños de un restaurant, Patricio escucha a Alessandro hablar con Mauro sobre un nuevo intento de asesinato en contra de César. Cuando Patricio es descubierto, Alessandro le asegura que si dice una sola palabra de lo que ha escuchado, correrá con la misma suerte que su padre.

Lilia intenta convencer a Helena de que Giovanna es la mujer ideal para Alessandro aunque éste no esté convencido. Tanto Helena como Ilithia le hacen saber que el muchacho es frío, insensible, y que quizás lo único que no hará en la vida sea ocmprometerse. Lilia asegura haber invertido ya demasiado dinero para que su hija le guste al muchacho como para que éste le de largas. Cuando son escuchadas por César, el hombre corre a las mujeres de su casa asegurándoles que jamas emparenterían con impostoras como ellas pues las ha investigado y ha descubierto lo endeudadas que están. Lilia se enfrenta al hombre pero éste es tajante. Las mujeres buscan entonces a Alessandro, quien les dice saber la verdad y desprecia a Giovanna por no ser de su alcurnia, confesándole su compromiso con Maria Laura Ferrer. Lilia sufre pues cree que ha perdido la batalla pero decide luchar hasta el final.

Rosa y Néstor viven atormentados por la desaparición de Betania. Reprochan a Lucas el seguir teniendo encuentros con Tabatha en vez de buscar a su hermana. Lucas se sincera con ellos y dice a su apdre que no seguirá más con ninguna venganza pues ha descubierto que ama a Gala verdaderamente. Néstor estalla y exige a su hijo que cumpla con su palabra pero Lucas se niega y Rosa lo apoya. El angustiado padre habla con Julio, el cuál no tiene familia e intenta hacerle ver lo importante es contar con alguien que apoye en vez de juzgar. Le aconseja que se acerque más a Lucas como un verdadero hijo y no como un instrumento de venganza.

Patricio le cuenta a Dámaso de las intenciones de Alessandro para eliminar a César y así apoderarse de sus acciones en la empresa. Dámaso cree que es tiempo de actuar y busca a Néstor, quien se niega a recibirlo pero termina cediendo. Dámaso cuenta al hombre que en efecto el padre de César le tendió una trampa al suyo y le arrebató todo pero que ahora quizás podría recuperarlo. Le propone ser socio de la empresa. Néstor se niega pero Dámaso le hace ver que solo así podrá recuperar lo suyo. Termina aceptando pero no César, quien cree que su enemigo no merece nada. Interfiere Alessandro, quien se revela ante el hombre y desiste de casarse con Maria Laura seguro de que Dámaso solo desea beneficiarse. Dámaso le cuenta la verdad a Alessandro y le hace entender que su padre fue el que causó la guerra entre los Quintero y los Grimaldi pero a éste nada de eso le importa y asegura que un Quintero jamás pisará la que un día será su empresa.

Mauro se acerca cada vez más a Ilithia y cree que se ha enamorado de ella. Intenta besarla pero solo la intimida, rompiendo así toda relación entre la muchacha y él.

Tabatha escucha a Alessandro hablarde una mercancía oculta y al decide seguirlo hasta llegar a donde se encuentra Betania, a la que descubre y desata para enterarse de quién es. Al saberlo llama a Lucas y él acude a ellas. Betania les dice lo que sucedió. Son descubiertos por Sandro, a quien Lucas se enfrenta. El lugar se incendia accidentalmente y todos huyen. Llevan a Betania a casa, donde Rosa agradece a Tabatha pero no así Néstor, quien solo escupe ponzoña y veneno en contra de los Grimaldi, dicutiendo fuertemente con Lucas, mientras que Sandro da aviso a Alessandro de lo que sucedió causándole un gran enojo pues teme a que la policía lo detenga por lo que se esconde en el departamento de Giovanna, con quien tiene un lascivo encuentro sexual.

Maria Laura no supera la muerte de Vilma y se lo dice a Dámaso, quien le deja claro que se casará con otra mujer aunque ella se oponga y ella lo hará con Alessandro. La muchacha se niega rotundamente y acude a Carmina, con quien se desahoga. Carmina solo le inyecta veneno en contra de su padre por lo que la muchacha sufre. Tiene un encuentro con Mauro, quien la apoya y le pide que confie en ella misma. Maria Laura le confiesa que, aunque sus padre siempre la quisieron casar con Alessandro, ella siempre lo ha amado a él. Lo besa y Mauro le corresponde y le jura que no permitirá que la casen contra su voluntad.

Tabatha les dice a sus padres que Betania ha aparecido y llenado de felicidad a lo Quintero. Helena e Ilithia se preguntan quién pudo haber sido capaz de hacerle daño. Aparece Alessandro, quien se muestra sorprendido también. Delante de su familia, Tabatha lo delata y cuenta cómo lo siguió y dio con el paradero de la muchacha. Alessandro se defiende asegurandoq ue solo quería jugarle una broma a Lucas. César reprende fuertemente a su hijo y le asegura que si los Quintero deciden proceder legalmnte él no metera las manos al fuego por él. Padre e hijo se enfrentan tan gravemente que César abofetea a Alessandro y éste le responde con un violento puñetazo, asustando a las mujeres. César corre a su hijo de su casa y de sus empresas. Alessandro amenaza con destruirlo.

Lilia es sorprendida por la policía pues está endeudada hasta el cuello. Es llevada a prisión y Giovanna acude a Alessandro, a quien le suplica que ayude a su madre. Éste se niega y pone fin a su relación, exigiéndole a la muchacha que nunca más lo vuelva a buscar. Giovanna jura que se vengará por el desprecio del muchacho y a su paso se encuentra con Carmina, quien le dice que éste la ha despreciado porque se casará con Maria Laura Ferrer.

Ulises revela a Patricio y Estivaliz estar enamorado de Ilithia Grimaldi. La mujer se siente feliz por su hermano pero Patricio, preocupado, le asegura a su cuñado que los Grimaldi son una familia difícil y que si él aún no tiene una incalculable fortuna que lo respalde, César jamás permitirá que se acerque a su hija.

Betania confiesa ante las autoridades lo que vivió y asegura que fue Alessandro Grimaldi quien la raptó y golpeó. A su vez, Alessandro pide a Helena que lo ayude a huir pues no desea pisar una cárcel. La mujer se niega y aunque él se esconde con vera y Lilia la policía llega a detenerlo, acusándolo de secuestro. Él confiesa y acusa a Mauro, al que le pide que se culpe y estando fuera él se encargará de sacarlo. Mauro cree que debe huir antes de que sea demasiado tarde pero piensa en el cariño que siente hacia su amigo y se culpa, llenando de dolor a Maria Laura.

Tabatha vigila a Carmina y pide a Patricio que la ayude dentro de las empresas. Descubre que la mujer es amante de Sandro y Dámaso y les toma fotografías que después le hace llegar a César, quien estalla contra la mujer y su socio, armandose un gran conflicto. César golpea vílmente a su amante y le jura que la hará arrepentirse. La corre de su empresa pero ella, inteligente, le asegura que no puede hacerlo pues lo tiene en sus manos y podría enviarlo a la cárcel. César entonces habla con Dámaso, la acusa de ser un traidor y le exige que haga algo para sacar a Carmina de sus vidas. Dámaso lo calma y le aconseja que tenga cuidado sobre todo, porque su hijo Alessandro quiere eliminarlo. César enmudece al enterarse de que el mismo Dámaso está dispuesto a hundirlo para así poder casarse con Carmina y se ha unido a Alessandro para eliminarlo.

Estivaliz comienza a someterse a las quimioterapias y Ulises e Ilithia la acompañan a todo momento. A ellos acude Julio, quien les brinda su amistad y apoyo y les presenta a Betania, a quien pide que sea su novia y ella, feliz, le reprocha el haberse tardado tanto tiempo. Ambos se besan y la noticia llena de felicidad a Rosa y Néstor.

Helena paga la fianza de Alessandro, quien pide perdón a Mauro por no poderlo ayudar a pesar de que se echó la culpa de todo. Mauro es enviado a prisión, donde con llanto lamenta haber confiado en Alessandro, quien ahora más que nunca está dispuesto a deshacerse de su papá pero antes acude a Maria Laura, quien es obligada por su padre para que se case con él. Alessandro le asegura saber que ama a Mauro y le jura que ese muchacho pasará muchos años en la cárcel por lo que será mejor que no se resista y se case con él. Cuando todo está arreglado y el malvado Alessandro solo sueña con robarle la virginidad a la muchacha, ella grita delante del juez que no se casará y culpa a Alessandro de haberla querido violar. Esto fractura las relaciones entre Dámaso y Alessandro, a quien su padre reprende por sus faltas. Aún así el ambicioso hombre busca a Maria Laura y tras abofetearla por haberlo avergonzado, la viola, para luego acusarla de ser una frígida.

Furiosa, Carmina se desahoga con Sandro y le exige que se encargue de eliminar a César pues no confía en él y segura está de que un hombre herido es capaz de todo por vengarse. Lamenta que el hombre haya descubierto su aventura con Dámaso y Sandro le revela que fue Tabatha quien los descubrió y se lo dijo a su padre. Carmina jura que se vengará.

Lucas y Tabatha creen que lo mejor que pueden hacer para dejar atras el pasado es casarse. Se lo hacen saber a Betania y Rosa, quienes los apoyan y cuentan del noviazgo entre la hermana del muchacho y su mejor amigo, Julio. Cuando Rosa descubre que Alessandro ha salido de la cárcel y Marcio se echó la culpa de todo, vuelve a declarar y asegura que el hombre que la secuestró fue otro. Tabatha le muestra una fotografía de Sandro y la muchacha lo reconoce por lo que sospechan que Carmina estuvo detras de todo.

César enfrenta a Alessandro, quien de nueva cuenta es reprendido por su padre, recibiendo a cambio bofetadas que responde con los puños hasta casi llegar al punto de matarlo. Dámaso y Patricio intervienen y la seguridad saca a Alessandro, quien llora de frustración y jura que su padre se las pagará, mientras que debido a la golpiza César es enviado al hospital donde Helena descubre que Carmina es su amante pues esta le lleva unos documentos a firmar en donde le cede la mayoría de las acciones de la empresa. Esos documentos los rompe Helena, quien corre a la mujer del hospital. Tabatha e Ilithia las sorprenden y la primera casi la arrastra de los cabellos. Carmina les jura que se las pagarán y ordena a Sandro que mate a César. Sandro obedece y, disfrazado de doctor, elimina a César inyectándole una fuerte sustancia, causando ésto un gran dolor a los Grimaldi, a quienes un médico les informa que César murió debido a la golpiza de Alessandro, quien es nuevamente detenido y enviado a prisión por asesinato, siendo condenado a veinticinco años. Dentro del reclusorio se encuentra con Mauro, a quien propone que planeen una fuga pero Mauro ya no quiere saber nada de él pues se ha enterado de lo que le hizo a Maria Laura, quien se lo ha contado y lo ha denunciado.

Estivaliz enferma cada día más y Patricio se da cuenta de ello por lo que decide casarse por la iglesia con la mujer, a la que hace demasiado feliz, logrando así un alivio a Ulises, quien consuela a Elsita pues esta cree que su padre murió detestándola. Ulises le promete que él le dará todo el amor que ella necesita y le propone que se casen. Estivaliz aconseja a la muchacha que acepte pues Ulises es un buen muchacho que se ha empeñado en salir adelante por sí solo, logrando grandes metas en muy poco tiempo.

Lucas se enfrenta a Alessandro y nuevamente lo golpea por lo que le hizo a su hermana así como por lo que les hizo a Giovanna y Maria Laura. Alessandro le jura que se las pagará.

Maria Laura descubre que su padre tuvo amoríos con Carmina, a la que busca y abofetea acusándola de ser una traidora. Carmina acepta sus deslices con Dámaso más jura que ya nada tiene que ver con él, quen constantemente la acosa y de quien dice mentiras que la muchacha cree y que discute con su padre llegando al punto de distanciarse de él pues decide irse lejos, donde pueda olvidarse de todo. Dámaso la sorprende más tarde y le jura que jamás la dejará alejarse de él pues demasiadas cosas los unen. La latima y le hace el amor por la fuerza en su departamento, donde son vistos por Sandro, quien no hace nada para defender a su amante y, al contrario, sale para encontrarse con Alessandro, quien le dice que tienen que matar a Lucas Quintero.

Néstor lamenta que César haya muerto y no haya ido a la cárcel por lo que le hizo. Rosa le jura a su marido que si sigue enfermo de rencor a pesar de que ya le devolvieron parte de lo que le pertenece, lo dejará. Betania aconseja a su padre que haga caso de Rosa y olvide el pasado. Anuncia que se casará con Julio muy pronto y es felicitada por los padres, quienes hablan con el muchacho y le suplican que haga feliz a su hija.

Patricio descubre grandes desfalcos en la empresa debidos a los malos manejos de Dámaso y Alessandro por lo que pone a Helena al tanto de todo. Ella reclama a Dámaso el haber traicionado la confianza de César y el hombre le asegura que César traicionó la de mucha gente, incluyendo los Quintero, a quienes les arrebató todo con su ayuda. Le cuenta como lo hicieron y Helena cree que ahora que su marido ha muerto debe regresar a esa familia lo que les pertenece.

Dámaso padece el rechazo de Maria Laura, quien lo culpa de sus desfortunios. El hombre busca consuelo y acude al departamento de Carmina, donde la encuentra revolcándose con Sandro, al que se enfrenta con un arma de fuego haciendolo huir mientras que a la mujer pone tremenda golpiza. Ella le jura que lo destruirá y siempre se acordará de ella. Cuando Dámaso llega a casa, Patricio le dice que Carmina lo ha dejado en la calle y lo poco que le queda es lo que le perteneció a Vilma y lo que pertenece a Maria Laura. Al escuchar las sirenas, que llegan para detenerlo por fraude, Dámaso toma su arma y se suicida.

Sandro pide a Alessandro que lo ayude pues Dámaso desea matarlo. Ambos se enteran del suicidio del hombre y entonces planean deshacerse de Lucas, al que tienden una trampa usando a Tábatha como rehen. La policía intercede gracias a Patricio y Julio y en un tiroteo Sandro pierde la vida mientras que Alessandro huye pero es atrapado y enviado a prisión.

TIEMPO DESPUES: Néstor firma una sociedad en las empresas Grimaldi y Helena le propone que sean amigos. Se dan la mano y nombran a Lucas y Gala presidente y directora general de las empresas, a las que invitan a Ilithia pero esta se niega a participar, mientras que Néstor prefiere sacar adelante su pequeña empresa de cerámicas, olvidándose por ocmpleto de la porcelana, ayudado por su hijo. Helena pide perdón a los Quintero en nombre de su esposo y se hace gran amiga de ellos.

Alessandro se encuentra desesperado pues no tiene a nadie mas que a Helena, quien acude a visitalo con frecuencia. Cuando se entera de que Lucas ha ocupado su puesto en las empresas, el druo Alessandro jura que se vengará de todos, incluso de su madre, quien nunca lo apoyó. Mauro le hace saber que le restan 25 años para poder hacerlo así como le anuncia que su inocencia fue comprobada por lo que ha quedado libre. Alessandro llora y es burlado por los demás reclusos, con quienes tiene enfrentamientos y le tienden una trampa en las regaderas, donde lo violan, mientras que al salir de la cárcel, Mauro busca a Maria Laura y se entera de que ha emigado al extranjero.

En la cárcel, Lilia llora pues lleva una vida terrible. Pide a Giovanna que la ayude pero la chica ya no tiene dinero. Lilia le exige que haga algo bueno por una vez en su vida. Giovanna le asegura que así lo hará y por eso nunca más se volverán a ver, pues cansada está de sus presiones y su ambición. Se marcha lejos, donde encuentra un trabajo y comienza de cero.

Estivaliz cada vez se siente mucho mejor y es feliz al lado de Patricio, quien cree que al vivir con su esposa se ha vuelto el hombre más dichoso. Sorpresivamente a Estivaliz le vuelve el cáncer y muere inesperadamente causando gran dolor a los suyos. Patricio no se repone a ese dolor y también decide volver al extranjero, mientras que Ulises se refugia en Ilithia, quien se ha vuelto fuerte y lo hace fuerte a él, quien es aceptado por las Grimaldi.

Julio y Betania se casan, llenando de gran felicidad a los suyos. Betania pronto anuncia que está embarazada y la ilusión de ser abuelo hace que Néstor se olvide del rencor hacia los Grimaldi y pida perdón a Tabatha por haberla rechazado.

Carmina es buscada por la policía por haber cometido fraude en las empresas Ballesteros. La mujer sabe esconderse muy bien y una noche acude a un bar, llena de dinero, y allí se topa con un apuesto hombre llamado Rainiero Douglas, a quien le dice que el trabajo está hecho. Le asegura que ella siempre la querrá y apoyará. Se besan y se van a la cama, donde él la ata dispuesta a darle un placer único. Tras hacerle el amor, al tenerla bien atada, toma una navaja y le corta las muñecas y el cuello, haciendo que la ambiciosa mujer se desangre, asegurando que no puede fiarse de alguien como ella y mucho menos dejarla viva. Por la mente de Carmina pasan sus fechorías y muere lentamente mientras Rainiero sale del pobre motel de paso en el que la asesinó.

Helena y Rosa hablan de sus hijos y de que ahora que estos se casen tendrán que convivir pues serán familia. Ambas estrechan su mano mientras que Néstor y Tabatha hablan sobre el pasado y el odio que siempre se tuvieron cuando en si ella y Lucas fueron inocentes de los negocios que hicieron sus padres. Ambos se dan un gran abrazo.

Ulises pide nuevamente a Ilithia que se case con él pues quiere estar con ella por lo que le resta de vida. Ella comienza a cambiar, a dejar de lado sus enfermedades, y esto hace que acuda al cementerio y otorgue a su padre el más sincero perdón por haberla rechazado siempre.

Mauro pide perdón a los Grimaldi por haber sido cómplice de Alessandro muchas veces. Tabatha y Lucas se apiadan de él y le devuelven su puesto en las empresas, donde se reencuentra con Ilithia, quien ha regresado para buscarlo y ser feliz con él. Se besan apasionadamente.

Al paso del tiempo, en un club de sociedad, Helena conoce a Rainiero, quien se encarga de seducirla y encantarla lentamente por lo que la mujer decide que rehará su vida pues es un hombre justo como él el que ella cree que pueda reemplazar a César, sin sospechar que las intenciones del hombre son siniestras.

Con el desierto como testigo, en una fiesta arabesque, Tabatha y Lucas se casan en una elegante ceremonia en la que los Quintero y los Grimaldi, después de muchos años, vuelven a reunirse, desmoronándose así las estatuas de arena en las que vivieron por décadas, siendo a partir de ese momento felices para siempre.



FIN





© ESTATUAS DE ARENA DR. 2013
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1994 (P) 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario